Estuvimos en Provincia Emergente y pusimos a todos ¡a volar por los aires!

22 de agosto de 2018  |  Categorías: Noticias

Llegamos al Estadio Único de la Plata el viernes 8 de junio, cerca del mediodía. Con un frío húmedo que traspasaba cualquier abrigo, nos pusimos a colgar los carteles que señalaban la fila hacia el perímetro donde pasaríamos los siguientes tres días. Para cuando empezaron a llegar los primeros visitantes del Festival Provincia Emergente 2018 que nos preguntaban curiosos “¿qué voy a ver?”, ya teníamos la respuesta elaborada: “vas a poder caminar por encima del Estadio sobre una cinta de 3 centímetros de ancho, a 32 metros del suelo.” Veíamos que sus cejas se arqueaban, aceptaban con una sonrisa nerviosa y les poníamos los lentes de realidad virtual.

De eso se trata Vértigo, una de nuestras experiencias épicas. Nació cuando, tres años atrás, conocimos al equipo de Club de Slack: un grupo humano espectacular dedicado a practicar slackline y highline. Queríamos caminar en el cielo como ellos pero no teníamos la preparación ni el coraje necesarios para poder hacerlo, así que reunimos las habilidades de ambos equipos y enseguida encontramos una solución. Usándolos a ellos como cámaras nos propusimos captar imágenes en 360° para transformarlas en una experiencia de realidad virtual accesible para todo el mundo. 

Año a año, fuimos mejorando la ejecución, tomando nota del feedback de quienes nos acompañaron en esta aventura durante los Festivales Ciudad Emergente 2016 y 2017. Para este Festival -hasta ahora- logramos nuestra mejor versión (¡siempre vamos a ir por más!).

Fuimos a La Plata días antes del festival, cuando ya estaban montadas las cintas que atravesaban el estadio por donde iban a caminar los más expertos de Club de Slack. Con cosquillas en la panza, nos subimos hasta arriba con ellos para poder colocarles las cámaras -y capturar un poco de backstage-. ¡Podíamos casi tocar el techo con las manos!

Con todo el material volvimos a la epicave para editar. El reloj corría y, mientras Licha se encargaba de unir todos los puntos de las diferentes cámaras para formar el 360, Acu diseñaba las indicaciones que iban a acompañar la experiencia. Sugerimos que miraran hacia los lados, hacia abajo si se animaban, que extendieran los brazos. Detalles sutiles que hacían que cada quien se pusiera los lentes y pudiera seguir el recorrido de manera fluida. Para cerrar, Guido programó una función que permitió el autoplay para que apenas se pusieran los lentes comenzara la acción (¡y así la fila se hizo más llevadera!).

Contamos con ocho lentes en simultáneo, muchas manos que colaboraron para que todos pudieran participar, recargar baterías, responder preguntas. Y -una vez más- las reacciones de la gente fueron la más linda recompensa de toda una semana de trabajo en equipo. Muchos terminaban y ¡volvían corriendo a hacer la fila una vez más! Pero también nos llevamos algunas sorpresas extra: ¡fuimos entrevistados por dos medios radiales además de salir en una nota de La Nación! Todavía no sabemos si sentimos más cosquillas en la panza durante estos momentos o a 32 metros de altura.

El Festival terminó el domingo por la noche. Cerramos las puertas, agradecimos a todos por la oportunidad y volvimos a hacer la fila para preguntarnos a nosotros mismos con curiosidad: en la próxima experiencia épica, ¿qué vamos a ver?

epica-comunicacion-digital-para-la-vida-real-Sol
Escrita por:

Sol Kazin

Sweet Content Creator
epica-comunicacion-digital-para-la-vida-real-Ailin
Editada por:

Ailín Emilio

Lovely Video Strategist

¿Te gustaría recibir tips de video en tu correo? 😉