¿Qué es la relación de aspecto y por qué debería importarme?

22 de agosto de 2018  |  Categorías: Tips

A medida que los tamaños y las formas de las pantallas van cambiando se vuelve cada vez más desafiante crear contenido que sea consistente en todos los escenarios posibles. Sí, las plataformas se adaptan y tienen su propia versión para pantallas grandes, laptops, celulares y tablets de todos los colores y tamaños, pero ¿qué pasa con el contenido? Un factor clave que debemos tener en cuenta si queremos sacar el mayor provecho de nuestros videos es la relación de aspecto.

¿Qué es la relación de aspecto?

La relación de aspecto o aspect ratio en una imagen es la proporción entre su ancho y su altura y se expresa normalmente como X:Y.
Por ejemplo, un cuadrado tiene relación de aspecto 1:1 y un rectángulo donde el ancho es el doble del alto tiene relación de aspecto 2:1.

Las relaciones de aspecto más frecuentes

Estamos muy familiarizados con la relación de aspecto 16:9 porque es la que consumimos todos los días en televisores, monitores y laptops. Crecimos viendo fotos familiares “horizontales” y pantallas de cine con esa forma. Tuvimos que aparecer los millenials para llevarle la contra a todo, dar vuelta los telefonitos y empezar a sacar fotos “verticales”. Así se popularizó la relación de aspecto opuesta, conocida como 9:16.

¿Cómo elegir la correcta para mí?

A la hora de elegir una relación de aspecto para crear mi contenido, tengo que pensar en qué pantalla lo voy a mostrar y -si va a estar publicado en una plataforma que podría verse en diferentes pantallas- dónde pienso que lo va a ver la mayor cantidad de personas.

Si el video se va a ver en un sitio web, en YouTube, en una proyección o en una TV, lo más conveniente sería usar una relación de aspecto 16:9 porque aprovecha al máximo el espacio disponible en la pantalla y los dispositivos son lo suficientemente grandes como para lograr mostrar todos los detalles. Si, por el contrario, el video va a estar publicado en redes sociales, el asunto se pone un poco más complejo. Estadísticas de Facebook nos muestran que más del 80% de los usuarios consumen redes sociales desde el celular y la mayoría de ellos lo hacen con el teléfono en forma vertical (¿o todavía alguien agarra el teléfono como un joystick?). Teniendo en cuenta esto, el espacio que ocupa el video en 9:16 en esta pequeña pantalla puede afectar muchísimo el engagement y el tiempo que logremos cautivar la atención de nuestro público.

¿Cuáles son las recomendaciones para las diferentes plataformas?

Para posteos en Instagram, Facebook o Twitter, usualmente se recomienda hacer videos cuadrados o verticales porque ocupan más espacio en la pantalla y a las personas que están scrolleando el feed les lleva más tiempo dejar de ver tu contenido, aumentando las chances de que lo vean. Por otro lado se consigue una imagen más clara y con mayor detalle, pudiendo mostrar cosas que en una pantalla tan chiquita serían muy difíciles de ver.

Nosotros recomendamos consultar periódicamente los requisitos y recomendaciones de cada plataforma en particular directamente desde la fuente; las redes se actualizan constantemente y lo que sirve hoy puede no servir más en una semana. Los requisitos de Facebook e Instagram, por ejemplo, explican en detalle las compatibilidades de cada relación de aspecto según la ubicación donde se muestre el video. Desde el 16:9 hasta el 9:16, cada instancia intermedia tiene sus ventajas y desventajas dependiendo de si el video si se va a usar en la sección de noticias, junto a un artículo, como publicidad, en el feed, en el marketplace o en stories.

¿Qué hago si no sé cuál elegir?

Si no queremos segmentar tanto el contenido y lo que necesitamos es un video versátil que pueda verse bien en todas las redes, en Épica recomendamos elegir una relación de aspecto 1:1.

Si lo que queremos es que pueda verse bien en cualquier otro dispositivo, recomendamos pensar el contenido en 16:9.

Si lo que buscamos es sacar el máximo provecho de cada plataforma, lo más conveniente es hacer una versión diferente para cada una donde todos los elementos estén redistribuidos en función de la relación de aspecto y el objetivo de la pieza. A esto le decimos delivery y no, no es una muzza napolitana, ¡es la adaptación y distribución del contenido en diferentes formatos!

¿Conclusión? Antes de grabar el video, pensamos qué relación de aspecto es conveniente según nuestro objetivo y -una vez que tenemos el material- hacemos el delivery adaptado a cada plataforma donde va a ser publicado. Cuanto más sabemos de antemano, ¡más fácil es obtener el mejor resultado!

¿Querés evaluar cuál es la relación de aspecto más conveniente para tus videos?

Charlá con nosotros
epica-comunicacion-digital-para-la-vida-real-Ailin
Escrita por:

Ailín Emilio

Lovely Video Strategist
epica-comunicacion-digital-para-la-vida-real-Sol
Editada por:

Sol Kazin

Sweet Content Creator

¿Te gustaría recibir tips de video en tu correo? 😉