¿Por qué hacer un video animado?

3 de abril de 2019  |  Categorías: Tips

Hoy en día vemos video en todos lados: en nuestras redes sociales, en la televisión, en la vía pública. A costa de este gran crecimiento en el consumo de videos, el video animado se ha ganado un gran lugar por sus miles de ventajas.

Los ámbitos en los que podemos usar un video animado son muchísimos: existen los Explainer Videos, las publicidades, los videos para comunicación interna, snack videos para redes sociales, GIFs para firmas de mail o newsletters. ¿Por qué nos llevamos tan bien con los videos animados?

Encontramos estas respuestas:

  • Claridad y recordabilidad. Los videos animados pueden no solo ser más claros y sencillos, sino que tienen la habilidad de ser súper memorables. Es más fácil recordar una ilustración simple que un rostro con muchos detalles, ¿no?
  • Simplicidad. Hay procesos que pueden ser muy complejos de mostrar en vida real por ser muy técnicos, largos o muy espaciados en el tiempo. El video animado tiene la capacidad de comprimir y simplificar estos procesos pudiendo mostrar en segundos la totalidad de una acción que puede llevar días, meses o años.
  • Materialización de conceptos. Hay conceptos que son son tan abstractos que cuesta pensarlos en imágenes. Ilustrar un concepto o ponerlo en palabras e iconografía resulta mucho más sencillo y tangible que filmarlo o fotografiarlo.
  • Creatividad sin límites. Con el video animado podemos llevar a cabo ideas que no podrían nunca hacerse realidad con un video filmado. ¡Las oportunidades son infinitas!

  • Presencia de marca. A la hora de hacer videos, es difícil lograr una presencia de marca sólida cuando no hay lineamientos claros sobre aquellos elementos que identifican a la marca o no tenemos un manual de marca audiovisual. Los videos animados, al tener componentes gráficos tan preponderantes, tienen la capacidad de adaptarse de manera muy natural a los lineamientos de un manual de marca.
  • Derecho de imagen. Otra gran ventaja que tiene el video animado es que no introduce la complicación de los derechos de imagen para las personas que aparecen en los videos. Por eso, al no mostrar sus rostros, podemos usar con más libertad testimonios de personas de las cuales no contamos con los derechos de imagen.

Siempre que encaje en nuestra estrategia, los videos animados pueden ser un gran aliado para resolver una gran variedad de desafíos.

¿Querés hacer un video animado?

CHARLÁ CON NOSOTROS
epica-comunicacion-digital-para-la-vida-real-Licha
Escrita por:

Lisandro Suárez Poch

Curious Filmmaker
epica-comunicacion-digital-para-la-vida-real-Ailin
Editada por:

Ailín Emilio

Lovely Video Strategist

¿Te gustaría recibir tips de video en tu correo? 😉